Mi nombre es Adriano Toledo Martínez y salí de la barriga de mi madre un 7 de agosto del año 2000, por lo que ya son 16 añitos de existencia que enorgullezco, sufro, tanto como odio y amo. Nací en Cuba, retrato gigante de contrastes (para querer y cuidar), y siendo feliz en mis días de niño, mientras husmeaba entre gavetas y trastos, encontré la cámara de mi padre, quien la usaba y se deleitaba de lo hermoso que ojos agudos distinguían. La tomé de inmediato e intenté hacer lo mismo, y de forma súbita empezó a formar parte obligada de mi anatomía. Todo para mí era una foto, el mundo en pausa, el momento eterno, el silencio de un grito ensordecedor. Mostrando tal interés por este mundo fascinante, mi padre pudo ver el talento que ya exhibía a la corta edad de 11 años y se dio a la tarea de encontrar el lugar preciso donde pudiera aprender este arte. Por azar del destino se tropezó con Tomás Inda, Director de la Escuela de Fotografía Creativa de la Habana, quien le conminó a que me matriculara. Para nuestra sorpresa la EFCH se ubicaba a solo pasos del centro donde comenzaría mis estudios secundarios, y así justo en 2012 comencé a saborear los vicios de la Fotografía en un largo bregar de 3 años cargados de exposiciones, concursos, clases magistrales y mucha práctica fotográfica, muchos sueños realizados y muchos sin realizar. En 2015 culminé los estudios y dije adiós a mi escuela, la que estará siempre en mis recuerdos más cálidos, porque fue mi casa y a donde siempre querré regresar. Hoy curso el 11no grado de Pre Universitario y aunque le doy prioridad a mis estudios en pos de alcanzar una carrera apegada a este arte que me apasiona, continúo llevando la cámara de bandera a todas partes.
Por esto surge la Web que espero ahora disfruten, donde comparto mis trabajos de todas las etapas. Sin más los convido a que aprecien mi joven fotografía, a que les encante y que sean felices con ella. Yo intentaré imitarlos!!
Saludos cordiales!!